Ruta Por Marruecos 8 Dias

Día 1: Llegada a MARRAKECH – AIT BEN HADDOU – DADES

Recogida en el Riad o Aeropuerto en dirección Ouarzazate cruzando por el Alto Atlas y llegando al increíble puerto de Tizi n’Tichka a 2260 metros de altura, una gran cordillera repleta de paisajes extraordinarios que cruzaremos admirando el territorio bereber con pequeños pueblos típicos, fortalezas etc.
Seguiremos nuestra ruta por pista pasando por diversos pueblos bereber y llegando al pueblo mágico de a Ait Ben Haddou, el ksar de los mejor conservados y que goza del status de Patrimonio de la Humanidad, declarado por la UNESCO, sus viviendas de adobe muy ornamentadas se aglutinan dentro de una fuerte muralla defensiva y reforzada por torretas, esta espectacular kasbah, construida con barro y piedras se mantiene milagrosamente en pie como en el tiempo en que estuvo habitada, elevada sobre una colina y rodeada por el paisaje desértico del Anti Atlas es sin ninguna duda uno de los lugares más mágicos de Marruecos. Seguiremos en dirección a Ouarzazate donde pararemos para comer y descansar en los alrededores de los mayores Estudios de Cine del mundo y es que el desierto, los oasis, las kasbahs y los montes nevados del Atlas ofrecen un telón de fondo inolvidable para rodas películas. Nuestra ruta continuará tranquilamente hacia el Valle del Palmeral de Skoura, enmarcado por el imponente macizo de M’goum y la árida cadena del Jebel este extenso palmeral con más de 700.000 palmeras destaca por su importante enclave de verdor y vida en la árida meseta, un elemento que lo diferencia de los demás palmerales es la gran concentración de kasbahs que se diseminan por todo el oasis, seguiremos hacia el Valle de las Rosas, durante el camino haremos diferentes paradas para contemplar el cultivo masivo que nos ofrece este Valle, donde descubriremos un paisaje impresionante, la naturaleza en su estado vivo y con sus colores armoniosos e impresionantes hacen de este Valle un paisaje digno de admirar.
Llegaremos al Valle del Dades a media tarde, donde  el valle se abre y su valor paisajístico es espectacular, con un gran valor arquitectónico, diversos ksur, y sus numerosas kasbahs , muchas de ellas en ruina y jalonadas a lo largo del estrecho valle tiene un encanto especial y es realmente una parada obligada que seguro quedareis enamorados.Cena y alojamiento en Hotel o Riad

Día 2: DADES – GARGANTAS DEL TODRA – MERZOUGA

Después de un buen desayuno nuestra ruta continua dirección TINGHIR para desviarnos hacia las famosas GARGANTAS DEL TODRA de más de 100 metros de altura, con sus casas excavadas en la piedra, un lugar mágico de paredes rocosas verticales  provocadas por la erosión del agua y el aire durante siglos, un lugar perfecto para los escaladores. Rodeado por un rio de poco caudal pero de agua cristalina podremos gozar de esta parada hasta la para dar un paseo tranquilamente. Continuaremos nuestro camino hacia ERFOUD donde tendremos la posibilidad de visitar la fábrica de mármol fosilizados y el Museo de los fósiles y Minerales donde albergan una colección de fósiles fuera de lo común. Nuestro viaje continua dirección RISSANI llegando finalmente a los pies de las maravillosas dunas de ERG CHEBBI, donde tomaremos un té de bienvenida mientras descansamos y nos preparan los camellos que nos llevarán a los pies de la Gran Duna, durante el trayecto de una hora y media podremos ir tomando fotografías, una experiencia que sin duda alguna os gustará. Al caer la noche podréis ver que el desierto toma un color muy diferente y el tiempo cambia ya que refresca bastante dependiendo de la época que vayáis. A ritmo de los timbales cantando y tocando nos servirán la cena, y como no la gran hoguera nos hará compañía hasta la hora de irnos a dormir. Así que sin ninguna preocupación lo mejor es disfrutar de esta noche mágica y auténtica bajo el cielo estrellado del desierto.Cena y alojamiento en Haima.

Día 3: MERZOUGA – FES
Sin ninguna duda uno de los mayores espectáculos del desierto es ver cómo amanece, así que hoy toca levantaros pronto para contemplar el maravilloso amanecer, no hay que perderse ver los cambios de colores que las dunas van tomando a medida que el sol sale por el horizonte. Un espectáculo visual que no vais a olvidar.
Los camellos nos esperan para volver al Riad y darnos una buena ducha y un desayuno tradicional marroquí, nuestra aventura continua  y nuestra primera parada será RISSANI muy famoso por su mercado, esta ciudad muestra con dignidad y se orgullece de ser la última escala comercial antes del desierto, la atmósfera que se respira paseando por los zocos de Rissani no se encuentra en ningún otro lugar de Marruecos, una penumbra debido a las techumbres que filtran los rayos del sol , una explosión de colores y olores que sobresalen a la combinación de las especias tan conocidas. Seguiremos ruta dirección FEZ, pasando por el Valle del ZIZ uno de los tesoros escondidos de Marruecos donde el rio alimenta el Palemera de Tafilalet que se extiende sinuoso a lo largo del cauce, unos 20 Km de palmeral e infinidad de palmeras que lo convierten en los mayores del mundo y que podremos disfrutar durante nuestra ruta.
Llegaremos a ARZOU  una importante población bereber ubicada en el interior del Medio Atlas y conocida por su bosque de cedros que la rodean donde podremos admirar las numerosas monas que habitan en plena libertad en este bosque. Pasaremos por IFRANE, pequeño pueblo de montaña que os cautivará por su limpieza y su buen estado, también lo denominan como “La Suiza de Marruecos”, un destino vacacional para la gente más adinerada del país.
Por la tarde llegaremos a FEZ.

Día 4: FES – FES

Hoy nos dedicaremos todo el día a visitar esta gran ciudad, la más antigua, rica, cultural, religiosa, espiritual y misteriosa de las cuatro ciudades imperiales de Marruecos, donde podréis ver que no ha sufrido el paso del tiempo.

Las visitas que definen a Fez son:

Curtiduría Chouwara: es la más extensa y conocida de las cuatro curtidurías tradicionales que continúan con vida en el corazón de la medina de Fez.

Mezquita Al Karaouine: La más importante y con uno de sus mayores complejos arquitectónicos.

Puerta Bab Bou Jeloud; La puerta más importante de acceso a la Medina, la zona más antigua y con más encanto de la ciudad.

Palacio Real de Fez: Del siglo XIV es uno de los más grandes y antiguos de Marruecos, aunque no se puede visitar merece la pena acercarse para contemplar sus siete puertas.

Mausoleo de Mulay Idrís: Santuario dedicado a Mulay Idrís, rey de Marruecos entre los años 807 y 828, uno de los fundadores de Fez.

Plaza Seffarine; Ubicada en el corazón de la Medina, y donde se conserva uno de los oficios más antiguos de Fez, el de los caldereros artesanales.

Medersas; Antiguas escuelas coránicas, donde en ocasiones residían estudiantes, y en Fez se encuentran tres, la única que se puede visitar es la Medersa Cherratine, la cual se diferencia de las otras por su estilo funcional poco ornamentado.

Comeremos en un restaurante típico de la Median a cuenta del cliente y daremos por finalizada la visita del ciudad, tarde libre para pasear por esta ciudad,Cena y alojamiento en Hotel o Riad.
Día 5: FES – VOLUBILIS – MEKNES – RABAT
Hoy después del desayuno saldremos hacia Volubilis una antigua ciudad romana fundada en el siglo III a.c., este asentamiento romano más grande del país y con las ruinas mejor conservadas del Norte de África y, declarada Patrimonio de la Humanidad aún mantiene muy bien el trazado de las calles y casas e incluso se distinguen todas las estancias, algunas de ellas con unos mosaicos preciosos y perfectamente conservados.
Seguiremos ruta a MEKNES, una de las tres ciudades imperiales y con un Patrimonio rico en monumentos. Su enorme plaza que separa la ciudad imperial de su vieja ciudad hace recordad a la conocida plaza de Marrakech “Fnaa el Jmaa” pero mucho más tranquila. El mercado cubierto en los laterales donde se concentran numerosos espectáculos dándole tanto a la población autóctona como al turista un espectáculo diferente.
Después de comer saldremos hacia Rabat donde llegaremos a media tarde. Alojamiento en Hotel o Riad.

Día 6: RABAT – CASABLANCA – MARRAKECH
Hoy y después del desayuno haremos visita a la ciudad de RABAT, una ciudad moderna con barrios residenciales y totalmente occidentales pero que aún conserva al mismo tiempo lugares como la Medina y la Kasbah anclados en el tiempo. Es una ciudad de contraste: zonas modernas y elegante y al mismo tiempo barrios pobres y atrasados.
La medina es una de las partes antiguas de la ciudad, un enorme mercado dirigido tanto a nacionales como a los turistas y muy activo siempre.
Visitaremos los exteriores del Palacio Real y sus jardines, y la visita guiada por la medina será a manos de nuestro guía local, la Torre de Hassan II muy bien amurallado con sus palmeras interiores será otra visita que no nos podemos perder.A la tarde continuaremos hacia Marrakech donde llegaremos a media tarde.

Día 7: MARRAKECH – MARRAKECH

Hoy visitararemos la gran ciudad de Marrackech  de las manos de un guía local para descubrir su fascinante historia a través de la famoso Koutobuia , el Palacio Bahía, las Tumbas Saadianas y los jardines de la Menara.
Comeremos en un restaurante típico de la medina a cuenta del cliente y la tarde será libre para descubrir por vosotros mismos los encantos de esta ciudad que, significa andar por las calles de la medina, perderse por su inmenso zoco o saborear la tradicional comida marroquí en la plaza Djemma el-Fna. Visitar esta ciudad significa poder observar la esencia marroquí, siempre en constante cambio. la antigua belleza de la ciudad se conserva todavía hoy, con su olor a menta fresca, a las más sabrosas especias y el sonido de los encantadores de serpientes o el bullicio de su impresionante zoco, el más grande de todo Marruecos. Todo esto y mucho más es Marrackech, la capital del sur y el epicentro del turismo y la artesanía.
El punto principal de esta ciudad es la medina, el zoco y su preciosa plaza Djemaa-el Fna,perderse por la medina es algo muy habitual, pero esta, a diferencias de medinas tan grandes como la de Fez, no entraña ningún riesgo. Al perderse por sus callejones, el viajero encontrará tiendas de los más variados productos, así como puestos de comida donde sirven la tradicional sopa de caracol, o , atraído por el intenso olor de la menta, llegará hasta algún puesto de hierbas.
La plaza Djemma el-Fna es la plaza a la que conducen las callejuelas de la Medina. Se trata de una plaza muy concurrida que puede abrumar a quien la visita por primera vez. Pero sin duda es un lugar mágico, en el que es difícil detenerse poco tiempo. Por la mañana la plaza está llena de puestos de zumo y de frutos secos. Por la noche malabaristas, magos, encantadores de serpientes y cuentacuentos se reúnen en esta plaza declarada recientemente Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.Alojamiento en Hotel o Riad.

Día 8: MARRAKECH – Aeropuerto
Después del desayuno, traslado al aeropuerto en función de la hora de salida del vuelo.